Loading
Mar 14, 2018

¡Pero Nury, yo pensé que te caía bien mi bebé!

written by Nury Melgarejo
in category Recomendaciones

La semana pasada (vamos a hacer de cuenta que sí fue la semana pasada) saliendo de la oficina vi un anuncio pegado a un poste en el que se leía “¿Tienes un embarazo no deseado y estás confundida? Acércate a nosotros”. Debajo de él había varios papelitos con un número fijo y un whatsapp y dado que todo eso de estar confundido y acercarse a la gente me sonaba muy sospechoso, decidí marcar mientras iba de camino al metro.

Al inicio todo fue muy normal y las personas que hablaron conmigo fueron muy amables hasta que pregunté si ellos realizaban la ILE o si me podían dar información sobre el procedimiento a lo que me respondieron que ellos no proporcionan ese servicio pero que podíamos platicar sobre mis opciones, que podían brindarme un apoyo económico y hacer un ultrasonido gratuito para ver al “bebé”. Les agradecí y les dije que no, que lo que yo quería era una interrupción a lo que insistieron con lo del ultrasonido. En fin, les terminé colgando porque si iba ahí de chismosa a la asesoría pues se iban a sacar de onda cuando vieran pues que ni estoy embarazada

Ahora: yo no estoy en contra de que las mujeres tengan opciones, no soy una bruja que quiere comerse a sus bebés mientras les leen la biblia por las noches; tampoco quiero que todas abortemos, es más, creo que lo que menos quisiera alguien en la vida es abortar. Bueno, eso y morirse pero no es como si las mujeres nos levantáramos todos los días pensando “¡Ay, cómo me gustaría abortar en este momento!”.

Lo que sí me molesta, porque ni modo, no a todos nos puede parecer bien todo en la vida, es que este tipo de organizaciones no sean claras en sus intenciones y no porque yo quiera que todas vayamos directo a la clínica a abortar sino porque siento que se aprovechan de una situación vulnerable y confusa para lograr que alguien haga lo que ellos creen que es correcto. Y sí, muchas podrán decir que es muy fácil encontrar las clínicas en internet y que hay que saber buscarle tantito pero no todos tenemos acceso a una computadora privada y segura, no todas contamos con acceso a internet y esto lleva a mujeres de todas las edades a buscar ayuda en otros lugares: amigas, madres, doctores e incluso desconocidos del internet. El hecho de que creamos que esto no sucede o que el abortar es siempre una decisión 100% clara no sólo hace que reluzcan nuestros privilegios de clase sino que también demuestra nuestra falta de empatía.

Muy simple: así como yo soy consciente de que tomar la decisión de tener un bebé es súper complicada porque el agua se está acabando, el alimento se está acabando, el aire está contaminado, ya somos demasiados y el mundo va a ningún lugar feliz para las futuras generaciones, aún puedo respetar a mis amigas cuando deciden ser madres porque (1) no es mi aparato reproductor, (2) no es mi vida, (3) me gustan mucho las calcetas para bebé, son mi debilidad.

“¡Ay, pero Nury, estás exagerando, lo que ellos te brindan son opciones que tú bien puedes o no tomar! ” Claro, uno puede tomar la decisión que mejor le parezca porque es su cuerpo, sin embargo:

(1) Las organizaciones en cuestión no deberían mostrar su juicio a través del lenguaje, esto quiere decir que no deberían usar la palabra “bebé”, ya sé es problemático porque todos en algún punto de nuestras vidas fuimos uno pero son palabras que se usan cuando se trata de imponer un juicio sobre el otro y manipularlo porque estamos dotando de vida a algo que en realidad no la tiene #SORRYNOTSORRY y estamos queriendo convencer al otro de cuándo comienza la vida.

(2) Deben ser claras en su comunicación, estos anuncios deberían decir “Queremos que sigas con tu embarazo porque creemos que es lo correcto basados en alguna religión o en un libro de biología incompleto; si tú también, acércate a nosotros”. No católicos de México, no los estoy atacando. Simplemente estoy diciendo que la fe y la religión son un asunto privado; por ejemplo, uno no va a confesar sus pecados al zócalo frente a un micrófono, uno lo hace en privado y no sé si alguien ya les explicó que en la constitución del 57, el Estado quedó separado de la iglesia por lo que podrán pensar lo que quieran dentro de sus cabecitas pero no podrán molestar al prójimo o tratar de bloquear leyes que den a todas las mujeres el derecho a decidir qué hacer con sus cuerpos. Y no, no es grosería porque la verdad es que yo creo que todos podemos ser amigos. Por ejemplo, mi padre es parte del Frente por la Familia y cree que el hecho de informar a sus hijos (de los que sí se hizo cargo) que existen los gays va a volver a sus hijos gays, también cree que la vida comienza en algún lugar misterioso del cielo y que Halloween es del diablo y mírenos. Ok, no somos amiguísimos y hablamos como dos veces al mes porque #FamiliasUnidas y #PaternidadesEjemplares, pero cuando nos vemos no nos mentamos la madre, no me dice que me voy a ir al infierno y no me trata de convencer que abortar está mal o de no usar condón porque el sexo es para procrear. Así que, querida vecina ¿podría por favor dejar de ir a rezar 40 días frente a una clínica de planificación familiar? su casa es un desmadre, no ha dormido en 40 noches, está alterando a las mujeres que van y para terminarla de joder su cocina huele feo. Plis regrese, su casa la necesita.

(3) No deberían ejercer presión sobre las chicas confundidas. Quieran o no estar encerrado con un grupo de personas que no conoces y  están tratando de convencerte de llevar un embarazo a término no ha de ser fácil, sobre todo cuando te ofrecen apoyos económicos y otros remedios a un embarazo no deseado. No hay salidas fáciles: el préstamo no te va a durar toda la vida, muchas mujeres pasan un muy mal rato al dar en adopción y seamos honestos el sistema de adopción en México apesta y seguramente también las condiciones de vida de muchos de estos niños abandonados. En el mejor de los casos, estas organizaciones deberían pararse en la calle como los testigos de Jehová a ofrecer libritos sobre cómo uno se va a ir al infierno y pues ya uno decide si tomarlos o no. Así como nadie está obligando a mujeres a abortar tampoco hay que empujarlas a no hacerlo, esta decisión debe ser privada y libre.

“¡Pero Nury, yo pensé que te caía bien mi bebé!”. No sé quién seas pero no te puede caer bien alguien que no tiene su personalidad formada. Tampoco lo odio, qué bonito que decidiste tener hijos. ¿Podemos ser amigxs?

 

Leave a comment